Usted está en : Portada : Crónica Martes 4 de septiembre de 2007

"Muerte súbita" en canchas de Temuco

A los cinco minutos de iniciar el partido, Absalón Esparza se desplomó continuando con la lista mundial de futbolistas que mueren en la cancha.

En los primeros días de agosto Absalón Esparza, jugador súper senior de 53 años del Club River Cautín de Temuco, enfrentó su destino.

Como todos los domingos se levantó temprano pensando qué hacer: si ir a jugar por su equipo o prepararse para recibir a sus nietos. Miró a uno de los rincones de su dormitorio y vio los botines que días atrás se había comprado: "Habrá que estrenarlos" dijo y fue a la cancha de El Bajo.

Jornadas antes, dolores en el pecho lo molestaban, pero en los momentos previos al juego todo pasó a un segundo plano. Había que hacer el mejor partido para obtener el triunfo frente a Santa Rosa...

LA TRAGEDIA

Cinco minutos del primer tiempo. Absalón estaba participando activamente del juego y se desploma al suelo ante la mirada y gritos de sus compañeros, quienes sólo atinaron a tomarse la cabeza ante lo dantesco de la escena. Sin aviso, la muerte se posaba en el humilde campo de juego.

El Samu llegó y la atención fue inmediata, pero el accidente cardiovascular que había sufrido Absalón lo hizo caer en un estado de coma durante casi 15 días, falleciendo en el pabellón del Hospital Regional tiempo después.

"El siempre jugó al fútbol los domingos y todavía no podemos creer lo que le pasó", dicen sus familiares. Y es que Absalón fue un deportista de fin de semana, de esos que abundan en el fútbol amateur. Lamentablemente su muerte se suma a los decesos de a lo menos 5 futbolistas profesionales en el mundo en menos de 7 días.

Sólo este fin de semana dejaron de existir Anton Reid, jugador de 16 años del Walsall, equipo de la tercera división inglesa y Jairo Andrés Nazareno, de 21 años, del club Chimborazo de la Tercera División ecuatoriana. El primero murió durante el entrenamiento y el segundo después de un partido regular.

Los tres, sumados al recordado deceso de Antonio Puerta, el defensa del Sevilla quien sufrió un paro cardiaco mientras jugaba con el Getafe de la Liga Española, dan cuenta de un problema del cual hay que preocuparse: la muerte súbita de futbolistas.

Hay actividades físicas que tienen un riesgo especial. El fútbol es una de ellas, principalmente por que es una actividad exigente de mucho roce físico y donde se realizan piques largos y cortos en pequeños lapsos de tiempo, lo que frecuentemente provoca arritmias.

César Montoya, profesor de Educación Física del Ymca, dijo que comúnmente los futbolistas amateur son gente sedentaria, que no hacen sesiones de ejercicio durante la semana, ni un buen trabajo previo, pudiéndose ocasionar estos infartos e incluso lesiones cardiovasculares que con el tiempo mellan el estado de salud. De ahí el riesgo permanente de la "muerte súbita", en el fútbol amateur temuquense, señaló.

Por Francisco Carrasco M.

 
 
Arriba | Volver