Usted está en : Portada : Deportes Domingo 4 de septiembre de 2005

¡Cerda y Leal, vicecampeones mundiales!

Los valdivianos Miguel Cerda y Felipe Leal entregaron anoche (hora chilena, mañana dominical japonesa) una nueva satisfacción al deporte chileno al conseguir el vicecampeonato en la prueba dos sin timonel peso ligero, en el Campeonato Mundial de Remo, disputado en la ciudad nipona de Gifu.

El triunfo fue para los representantes de Dinamarca, Bo Helleberg y Thomas Ebert, quienes cumplieron el recorrido de dos mil metros con un tiempo de 6 minutos, 22 segundos y 59 centésimas, mientyras que los chilenos emplearon 6'23"31. El tercer lugar fue para los italianos Salvatore Amitrano y Catello Amarante, con 6'25"63; el cuarto para los remeros de Serbia y Montenegro, Luka Dordevic y Milos Tomic, con 6'27"32; el quinto para los egipcios Ahmed Gad y Hassan Azouz, con 6'31"67 y el grupo de honor lo cerró la embarcación española de Alberto Domínguez e Imanol Calvo, con 6'32"08.

 

SORPRESA EGIPCIA

 

Como los expertos lo habían anticipado, la pareja egipcia salió con todo desde la partida y se mantuvo a la cebza de la regata hasta la mitad de la prueba, mientras Cerda y Leal hacían lo contrario, con ahorro de nergías para los momentos decisivos. En los 500 metros los chilenos ocupaban el quinto lugar, superando sólo a los españoles.

En los mil metros los chilenos apuraron y dejaron atrás a los serbios, mientras italianos y daneses comenzaban a apretar a los entusiastas egipcios. En los tres cuartos de la competencia ya estaba definido el grupo de líderes, con los escandinavos a la cabeza, los italianos casi a la par y los chilenos a un segundo de los líderes.

En el tramo decisivo llegó el esperado ataque de Cerda y Leal, pero los daneses se las ingeniaron para conservar poco más de medio segundo de diferencia, al tanto que los italianos debían conformarse con el tercer puesto, claramente superados por los valdivianos. Los balcánicos se hicieron del cuarto puesto al tanto que el bote de Egipto pagaba la cuenta del esfuerzo inicial y los españoles quedaban solitarios en la retaguardia.

Aunque se tenía ilusión en que se repetiría el título mundial logrado en Sevilla, la actuación de Cerda y Leal seguramente será de lo mejor del deporte nacional del año.

 

 

 

 

 
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto