Usted está en : Portada : Economía Lunes 30 de abril de 2007

Efectos en el turismo son motor del rechazo

Los empresarios turísticos de la zona del río San Pedro han realizado también su propio catastro respecto a los probables impactos que tendría la instalación de la central hidroeléctrica de Colbún.

Junto con lo que podría ocurrir con el entorno, resaltan que actualmente unas 90 personas dependen laboralmente del río, desde su nacimiento en el lago Riñihue hasta Antilhue, esto a pesar de que todavía la actividad en el sector es incipiente. Los trabajadores se reparten en servicios de rafting, kayak, pesca deportiva, hotelería y boteros. Lo que ofrece Colbún como empleos permanentes son sólo 25 puestos de trabajo.

Sumado al tema puntual del San Pedro, el diputado socialista Alfonso de Urresti, además de su colega PPD Enrique Jaramillo, han abierto la interrogante respecto al tipo de región que se quiere construir y sus polos de desarrollo.

Para De Urresti, lo correcto sería que fueran las autoridades ambientales de la nueva Región de Los Ríos las que definieran el futuro del proyecto y no las actuales de la Región de Los Lagos, que en algunos meses más ya no tendrán injerencia ni responsabilidad sobre las consecuencias que puedan tener sus determinaciones actuales.

Sin embargo, al igual que lo planteado por el alcalde de Panguipulli, Alejandro Kohler, estima que la mejor decisión sería rechazar el proyecto, considerando que uno de los pilares del desarrollo económico de la nueva región es el turismo.

La preocupación generada, de la cual también se ha hecho parte el concejal Marcos Ilabaca, hizo que Conama finalmente incluyera a Valdivia y Antilhue en su proceso de participación ciudadana, que ya se encuentra en marcha.

 
 
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto