Usted está en : Portada : Valdivianas Martes 20 de noviembre de 2007

A la pesquisa del cáncer de mama

Ellas conocen de cerca las consecuencias del cáncer de mama. Saben que es necesario detectarlo a tiempo, de lo contrario las posibilidades de sobrevivencia disminuyen, pues los tratamientos no logran detener el mortal avance.

Por eso, dos profesionales del Subdepartamento de Oncología del Hospital Clínico Regional de Valdivia quisieron ir más allá de la atención a las mujeres ya enfermas y presentaron un proyecto que busca detectar, con mamografías, la presencia de este cáncer en mujeres asintomáticas y que están en mayor vulnerabilidad social en la Región de Los Ríos.

La oncóloga Diana Sosa y la asistente social Lidia Durán, que crearon este programa de screenig, están contentas con la respuesta; y en especial, agradecidas porque contaron con el apoyo de las autoridades del hospital, de la Fundación López Pérez y de las matronas que trabajan en los consultorios y hospitales del área, quienes se han encargado de citar a las mujeres beneficiarias.

Para Diana Sosa, esta idea "surge porque uno como médico oncólogo, ve cómo llegan con estadios -etapas- cada vez más avanzados y pacientes más jóvenes y es necesario entrar a hacer conciencia en la gente sobre esta problemática", sostuvo.

Ante la realidad que presenta este tipo de cáncer, la especialista resaltó que como profesional no sólo es importante entregar la atención curativa, sino que se requiere llegar antes a la población, reforzando la prevención. En tal sentido, destacó la existencia de un grupo de autoayuda de pacientes con cáncer de mamas que desarrollan actividades con la comunidad. Y la otra acción es el programa de screenig "que está plenamente justificado por su alta incidencia como mortalidad y porque utiliza un estudio que es la mamografía, que es inocua, no agresiva, económica y que es altamente específica y sensible a la patología", resaltó.

A su vez, Lidia Durán explicó que la iniciativa beneficia "a mayores de 40 años, con antecedentes hereditarios y que son de alta ruralidad y carentes de recursos, y lo que menos se preocupan es hacerse un examen mamario, desconocen cómo hacérselo". Y agregó que "la mujer, en estas condiciones, se preocupa poco de su situación de salud, va muy poco a control con la matrona, tampoco usa métodos de anticoncepción y mucho menos, se va a preocupar de una mamografía. Tampoco en los consultorios existe una disponibilidad tan grande de exámenes".

900 MUJERES

Por eso, ambas profesionales destacaron que este proyecto es muy positivo y ha tenido una excelente respuesta. Básicamente, explicaron, consiste en seleccionar a las beneficiarias, ir a buscarlas a sus hogares, realizarles la mamografía en el móvil que posee la Fundación López Pérez y después, ir a dejarlas a sus domicilios.

Además, se llena una encuesta que considera factores de riesgo y cuyos datos después son enviados al Servicio de Oncología del hospital.

En la primera etapa, que finaliza el 4 de diciembre, se contempla un cupo de 510 mujeres y el móvil de la Fundación López Pérez regresará para una segunda fase, la cual se iniciará el 24 de enero del próximo año y que beneficiará a 390 nuevas mujeres de las localidades de Mariquina, Lanco, Malalhue, Panguipulli, Máfil, Corral y Paillaco.

Con esto se busca detectar el cáncer en etapas iniciales, porque "en estadios avanzados, los porcentajes de curación disminuyen en un 20 a 30 por ciento. Entonces, ve mujeres de 35 años, con estadio 3, que tienen hijos chicos...es complicado para uno; y cómo no buscar algo, hacer algo para que la gente pueda detectarlo a tiempo", sostuvo Diana Sosa.

Soledad Ojeda G.

cronica@australvaldivia.cl