29/06/2003

Insulino-resistencia

En la diabetes tipo 2, es la sensibilidad a la insulina la que está alterada.

Una buena alimentación puede influir en la disminución del riesgo de padecer diabetes.

Síntomas y diagnóstico

Aunque no siempre el inicio de la enfermedad es único, hay síntomas que generalmente van asociados a la diabetes.

Estos son la polidipsia o sed intensa, la poliuria o aumento de las veces en que orina y la polifagia o deseo insaciable de comer. Puede presentarse además un adelgazamiento brusco y fatiga.

 

CUIDADO

 

También hay que estar atentos a los signos típicos de la insulino-resistencia (ver recuadro) como la "acantosis nigricans", que consiste en una exceso de pigmentación de la piel, sobre todo en los pliegues cutáneos.

Lo normal es que una persona tenga un nivel de azúcar de hasta 140, luego de dos horas de comer. Por encima de esta cifra y hasta 200 se considera que tiene una intolerancia a la glucosa y pasados los 200 el sospechoso es diabético.

Otro índice importante es la glicemia en ayunas. Es normal entre 70 y 110, está anormal o alterada si va desde 110 a 125 y con más de 125 es diabetes.

Lo óptimo es que frecuentemente se practiquen estos exámenes para ver el nivel de glucosa y pueda detectarse a tiempo alguna anomalía. Las mediciones pueden realizarse en farmacias del país y en establecimientos públicos; su costo no supera los 3 mil pesos.

 

TRATAMIENTO

 

En relación al tratamiento, en caso de la diabetes tipo 2 los especialistas recomiendan modificar la dieta y evitar los hidratos de carbono de rápida absorción, como los dulces y las frutas.

Si con esto es insuficiente, el uso de hipoglicemientes orales puede ser una buena alternativa. La última etapa del tratamiento es el uso de insulina inyectable.

Lo anterior genera un círculo vicioso, porque mientras menos receptividad tengan las células, mayor cantidad de hormona tendrá que secretar el páncreas.

El problema es que llega un momento en que el órgano es incapaz de seguir produciéndola y aparece la hiperglicemia (mucha azúcar en la sangre) y posteriormente la enfermedad.

Lo anterior se conoce como insulino-resistencia y es la base del diagnóstico de la diabetes. Entre los factores de riesgo están los genéticos, el estrés (como la pérdida de un familiar), los fármacos (como los recetados para el corazón), el envejecimiento y la obesidad.

 

VIDA SALUDABLE

 

El ejercicio y el cambio en los hábitos de alimentación pueden hacer mucho para prevenir, según el llamado "Estudio finlandés para la prevención de la diabetes".

La investigación consideró a 523 participantes, de alto riesgo, de 55 años promedio y considerable sobrepeso.

Se les dividió en dos segmentos: a 265, grupo de intervención, se le dio un exhaustivo programa individual de nutrición, de acuerdo a las necesidades individuales, con especial énfasis en la baja de peso y un plan individual de ejercicios.

A los 257 restantes, grupo de control, se les dio una sola reunión anual con el doctor y nutricionista, y sólo se les estimuló a hacer más ejercicio.

Ochenta y tres participantes desarrollaron diabetes durante el estudio. De éstos, 57 fueron del grupo de control y sólo 26 del grupo de intervención, demostrando la importancia de la alimentación y el ejercicio en la prevención de la diabetes tipo 2.

 


El Diario Austral de Valdivia
Suscripciones Clasifono Ed. Especiales
Teléfonos Contactos
© Sociedad Periodística Araucanía
Yungay 499, Valdivia, Chile
Fono: (56 63) 242200 - (56 63) 242209