Usted está en : Portada : Crónica Lunes 15 de noviembre de 2004

¡Vida a los cisnes!

Angara Kuns P.

Con una masiva marcha y una original caravana fluvial, los valdivianos exigieron saber si la muerte de cisnes se trata de algo natural o son otras las causas de su desaparición.

A pesar de ser domingo Valdivia despertó temprano para reunirse en la Plaza de la República con la idea de protestar por la muerte masiva y el alejamiento de los cisnes de cuello negro del Santuario de la Naturaleza del Río Cruces.

Pasadas las once de la mañana cientos de personas se congregaron en el centro de la ciudad con lienzos y pancartas para iniciar una multitudinaria marcha por las calles de la ciudad, como una forma de repudiar la muerte de los cisnes, exigir a las autoridades que den a conocer los resultados de los estudios llevados a cabo por diversas instituciones y además, sensibilizar al resto de la población acerca de la tragedia ecológica que significa el fallecimiento o alejamiento de estas hermosas aves.

 

 

POR LA COSTANERA

 

 

La marcha se dirigió hacia la Costanera, donde jóvenes, adultos, mujeres, y niños manifestaron su molestia y preocupación por el escaso avance que registran las investigaciones para conocer las verdaderas causas que ocasionan este verdadero desastre ecológico.

Con gritos, cánticos y variados mensajes pidieron a las autoridades que se sumen a esta ardua lucha en beneficio de la vida de estas aves. Asimismo, exigieron el cierre de la planta Celulosa Arauco por cuanto la consideran la principal responsable de la muerte de estas especies en el santuario, aunque no existen aún estudios que permitan llegar a esa conclusión.

El cisne es la mayor ave acuática de Chile que por su belleza enriquece el paisaje natural del Santuario de la Naturaleza del Río Cruces.

También expresaron su reclamo hacia la Comisión Nacional del Medioambiente, debido a que este organismo no ha dado a conocer las conclusiones de las investigaciones efectuadas en torno al tema.

"Si Conama no se mueve el Santuario se nos muere", cantaba la multitud.

Pero los manifestantes no estuvieron solos en su extensa caminata por la Costanera. Desde el río un grupo de embarcaciones lució carteles con claros mensajes que demostraron que Valdivia se la jugará hasta el final por la vida de sus característicos cisnes de cuello negro.

 
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto