Usted está en : Portada : Crónica Sábado 4 de diciembre de 2004

Llega una decena de cisnes a vivir

Expectación provocó en la población Pablo Neruda la llegada de una decena de cisnes que se ubicaron en una laguna del sector. Funcionarios del Servicio Agrícola y Ganadero, Sag, observaron el estado de salud de las especies y decidieron dejar allí a los ejemplares, pues aparentemente, cuentan con condiciones aptas para sobrevivir.

Según informó el encargado provincial del Sag, Marcelo Hurtado, en la mañana de ayer se acudió a la población Pablo Neruda para comprobar la llegada de los cisnes. Y en la tarde, funcionarios regresaron al sector donde verificaron que los cisnes tenían alimento para continuar en el hualve.

 

VECINOS

Con nuevos "vecinos" cuenta la población Pablo Neruda. Una decena de cisnes llegó a vivir a una laguna ubicada en el sector.

 

Los más sorprendidos por la llegada de los cisnes fueron los niños. Para Sebastián, de 9 años, esto tiene un significado importante. "Se están muriendo porque el agua está contaminada, por eso llegaron acá", comentó.

Algo similar opinó Alfredo Mella, un trabajador de la universidad quien considera que "no hay que ser científico para ver que algo malo sucede y que por algo se arrancaron de su hábitat".

Andrea Pérez igual está asombrada y si bien "es bonito verlos aquí, ojalá no les hagan daño porque más de alguien les va a tirar piedras o los va a molestar".

En general, para los pobladores la sorpresa se mezcla con pena, pues "sabemos que están enfermos debido a la contaminación", comentó Marta, quien ayer se encontró con una mayor cantidad de estos nuevos "vecinos". Los primeros ejemplares llegaron la semana pasada, pero ayer el número aumentó a 11.

 

EQUILIBRIO

 

A comienzos de la semana, el gobernador René Vásquez se refirió al "equilibrio" que ha alcanzado la población de cisnes en estas últimas semanas en el Santuario del Río Cruces.

Además, anunció la creación del Comité de Seguimiento que apoyará a los investigadores de la Universidad Austral de Chile, que realizan el estudio que permitirá determinar el por qué mueren los cisnes, además de la salud ambiental del humedal.

Para conocer estos resultados que espera la comunidad, sólo faltan 11 días. Mientras los datos se recolectan y analizan en la universidad, grupos ambientalistas piden a las autoridades que se realicen acciones de protección para los cisnes que están moribundos. No obstante, tal medida fue descartada por el gobernador René Vásquez en la conferencia que ofreció esta semana.

 
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto