Usted está en : Portada : Crónica Sábado 18 de diciembre de 2004

Piden mayor rapidez

A juicio de entidades científicas, se debe determinar a la brevedad el origen del deterioro del humedal.

Luego de darse a conocer la primera parte del informe elaborado por la Universidad Austral de Chile, a petición de la Conama, las críticas no se han hecho esperar. Y si bien el coordinador de esta investigación, Eduardo Jaramillo, desde un inició explicó que sólo se conocería en esta etapa la causa de la muerte de los cisnes, existían mayores expectativas.

Para la Unión de Ornitólogos de Chile, es necesaria "la pronta entrega del informe final de la Universidad Austral, que indique tanto la razón de la acumulación de metales pesados en hígados y riñones de los cisnes, como la relación entre la contaminación del Santuario y la actividad industrial en el lugar".

También, sobre el cisne de cuello negro (Cygnus melancoryphus), recordó que es un ave que se encuentra en la categoría de especie vulnerable en Chile, y "la Unión de Ornitólogos de Chile mira con preocupación y considera inaceptables las medidas que se han tomado hasta el momento en relación a los graves y lamentables hechos ocurridos recientemente en este lugar".

A su vez, la Asociación de Médicos Veterinarios de Fauna Silvestre, manifestó que el primer informe "aporta antecedentes vagos que impiden establecer una causalidad". Y se agrega que "estamos disconformes con la dispersa y contradictoria información entregada para establecer un diagnóstico de la situación".

Para esta agrupación, "el foco del problema debe centrarse en el ambiente, es decir en el humedal, ya que es todo un ecosistema el que se ve alterado. La desaparición del luchecillo es un evento aún más grave que la muerte de los cisnes y denota un grave daño al ambiente".

 
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto