Usted está en : Portada : Crónica Jueves 17 de febrero de 2005

Corema levantó clausura contra celulosa

Por unanimidad, la Corema decidió ayer la reapertura de la planta Valdivia de Celco.

Por unanimidad, la Comisión Regional del Medioambiente, Corema, presidida por el intendente Jorge Vives, decidió ayer levantar la medida precautoria de clausura contra la planta Valdivia de Celulosa Arauco y Constitución, Celco, ubicada en la comuna de Mariquina.

La industria fue clausurada el pasado 18 de enero, día en que la Corema resolvió aplicar la fuerte sanción como acción precautoria por incumplimientos a la Resolución de Calificación Ambiental (Rca) en algunos puntos. Y desde ese mismo momento, tanto el Gobierno como la empresa afirmaron que la medida no tenía ninguna relación con el deterioro que se registra en el Santuario de la Naturaleza Carlos Anwandter, donde la celulosa vierte sus Riles (residuos líquidos industriales).

Sin embargo, para las agrupaciones civiles y ambientalistas la relación sí existe, por eso la reapertura de la planta fue duramente criticada, ya que consideraban necesario conocer el resultado final del estudio que realiza la Universidad Austral de Chile, en relación al estado del Santuario.

Para el vocero de Acción por los Cisnes, Vladimir Riesco, "parece una irresponsabilidad enorme por parte de la Corema autorizar el inicio de las operaciones de la planta, según ha trascendido por diversos medios de comunicación, si con los resultados de informes de la Universidad Austral se está acreditando que la muerte del luchecillo es la intoxicación con metales pesados, los que están presentes en el efluente de la planta Valdivia de Celulosa Arauco".

También afirmó que el Gobierno reacciona "en forma absolutamente contradictoria, porque en este momento no existen razones de peso para alegar o atribuir inocencia respecto al tema medioambiental de la planta".

 

DESVIACIONES

 

Sin embargo, la medida precautoria no se ha relacionado con esta situación y sólo se llevó a efecto por las desviaciones a la resolución, comprobadas por una consultora externa (MA&C).

En este punto, lo que más llamó la atención fue que el informe preliminar de esa entidad fue conocido en agosto y finalizado en octubre. En ese período, el entonces intendente Patricio Vallespín afirmó que se iba a solicitar una revisión a la consultora, la cual no se oficializó. Y sólo tres meses después, se decidió aplicar la sanción de clausura.

 
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto